Breaking News

¿Por qué Yeidckol Polevnsky cambió su nombre?



Hemos visto en varios sitios en internet, en las redes sociales, en comentarios de radio, televisión o en las conversaciones con la gente frente a frente preguntarse por qué Yeidckol Polevnsky se llama así cuando ya se ha descubierto que su verdadero nombre es Citlali Ibáñez Camacho.

Han habido incluso comentarios mal intencionados o hasta crueles sin conocer en realidad lo que hay detrás, hay adversarios políticos de la Presidente del Movimiento Regeneración Nacional que la atacan y juzgan si tener a ciencia cierta las razones por las que hoy Citlali es Yeidckol.

Citlali Ibáñez Camacho nació del matrimonio de Guillermina Camacho Amescua y el coronel Cuitláhuac Ibáñez Treviño.
A los 12 años de edad sufrió un abuso sexual y quedó embarazada.
Su familia comenzó a ser víctima del escarnio social y ni su madre ni los Ávila Camacho no podían permitir el señalamiento (Yeidkol es nieta de Maximino Ávila Camacho).

Su padre, Cuitlahuac Ibañez, quiso quitarle a Guillermina a las cuatro hijas que tenían, Xóchitl, Citlali, Tonantzin y Yólotl, y es a partir de esa circunstancia que la madre tramita legalmente todo para hacer el cambio de nombre y proteger a la niña.

Citlali, ya con su nuevo nombre de origen polaco Yeidckol (que en hebreo significa “el llamado de Dios”), tuvo dos hijos a los que llamó Yair y Yocualli, pero más tarde cambiaría sus nombres por los de Lawrence y Shirley, los cuales fueron registrados con los apellidos Almaguer Camacho. El paterno por Simón Almaguer, el segundo esposo de Guillermina Camacho, y el materno por la madre de Yeidckol.

El acontecimiento dramático de la violencia y embarazo de la niña Citlai, marcó su vida y la de toda su familia, agregado al miedo por que el Coronel Ibañez le arrebatara a Guillermina sus cuatro hijas y la carga que significaba ser rechazada de todas las escuelas por estar embarazada a tan temprana edad.

Manuel Ávila Camacho López, hijo de Maximino Ávila Camacho y Olga López, platicó en más de una vez que sus hermanas habían hostilizado a Guillermina, al punto de pretender matarla en un simulado accidente carretero y así mantenerla lejos del entorno familiar al que buscó aproximarse.
El rechazo de las sobrinas del Presidente Manuel Ávila Camacho hacia Guillermina era porque Maximino la tuvo con una mujer fuera del matrimonio. Fue producto de un amorío con Mercedes Amescua.
El resentimiento de las que se ostentaban como legítimas herederas de Maximino puso una barrera entre Guillermina y sus medios hermanos, por lo que evitó usar el Ávila y únicamente se apellidó Camacho.

"Citlali sí es nieta de Maximino, y Guillermina es nuestra media hermana. Yo la reconozco totalmente como mi sobrina (...). Citlali se parece tanto a mi hermana Gloria y a Hilda que es imposible negar el lazo"
- Manuel Ávila Camacho López en entrevista con Reforma.

Hoy la adulta Yeidckol decide mantener el nombre que su madre modificó como símbolo de la lucha por la que ha permanecido toda su vida y que lo ha significado para ella hasta estos días.
Una guerrera incansable toda su vida.




No hay comentarios.