Breaking News

Meade no quiere que castiguen a su amigo César



Pues ahora resulta que la Procuraduría General de la República ha decidido no actuar penalmente contra las corruptelas y transas que cometió el comprobado ladrón César Duarte.
Ya todas las fuerzas políticas y sociales han exigido que las autoridades dejen de simular y evadir el tema para que se pongan de verdad a trabajar y extraditen al hermano del otro ladrón que ya fue capturado.
Pero... pues los del PRI siguen viendo para otro lado y no mueven un dedo protegiendo al ex-gobernador de Chihuahua.

Todas las esferas del país han pedido que se actúe, incluso los medios de comunicación, la prensa, la sociedad civil, los empresarios y todos los que se sintieron agraviados ante las criminales acciones de Duarte, pero el PRI, comportándose como el PRI que es, prefiere ni tocar el tema.
De esa misma manera está actuando su candidato, José Antonio Meade, pues dijo que “En el caso de la PGR, en ese mismo ánimo de darle respeto y autonomía a sus decisiones, le toca explicar el 100% de sus decisiones frente a una ciudadanía y a una sociedad que lo que quiere es una autoridad que funcione”.
O sea: prácticamente dijo de una manera rebuscada (la favorita de los políticos de antaño): "a mí ni me digan, pregúntenle a los de la procu. Yo sólo sé que no sé nada."

Y todavía va más allá al contestarle a un reportero, que al lanzar una pregunta que el candidato no esperaba, decidió hacerlo de la misma manera que la pregunta anterior: "yo no sé, a mí no me pregunten".

Reportero: "¿Cree en la inocencia de César Duarte?
Meade: “No toca al candidato pronunciarse sobre el estado de derecho, le toca pronunciarse porque las instituciones funcionen y tienen que funcionar, no a satisfacción de los candidatos, sino de la ciudadanía. Toca empujar para que se deslinden responsabilidades y toca al responsable explicar sus decisiones de suerte que no quepa ninguna duda”.

O sea que no contestó la pregunta: ¿Cree SI o NO que Duarte es inocente?

Sin duda, el señor Meade Kiribreña es alguien que busca ser el Presidente de México, pero no tiene el valor de expresar lo que piensa, contestar directamente, exigir lo que la nación exige en un caso en particular y pronunciarse por la aplicación de la ley.
Hubiera sido un verdadero acierto que "Pepe" pidiera al poder judicial que se actúe en beneficio de la sociedad y que presenten a Duarte para ejercer la ley.
Pero no.




Pepe y Javidú

No hay comentarios.